» » Un país mágico

Un país mágico

admin 9 de mayo del 2013 Cuentos de brujas No hay comentarios

Hoy venimos a contar un cuento que nos ha sido mandado por uno de nuestros lectores “Autor: Nadia Irene Melchy Pérez” a través de nuestro email, nos gustaría que otros muchos inicien en esta sana práctica…

Algunos años atrás, en un lugar muy lejano, existía un país mágico, en él habitaban hadas, brujos, dragones, castillos llenos de reyes y reinas, príncipes y princesas, todos viviendo en un inigualable lugar en el que los días transcurrían llenos de paz, tranquilidad y cordialidad. En éste país mágico, no podían faltar los bosques encantados llenos de animales corriendo por doquier, habían flores multicolores, de ellas brotaban olores fantásticos, que llamaban la atención de muchos animalitos que volaban en el aire, dejando ver colores en el cielo y hasta se decía que habían árboles que cobraban vida!.

Con el paso del tiempo, la existencia de este país mágico llego a oídos de ¨Bladymir¨ un brujo poderoso y malvado que siempre estaba enojado y lleno de furia!. Desde que se enteró de la existencia del país mágico se dedicó a buscarlo por cielo, mar y tierra. Y ayudándose de su poderosa varita mágica logró localizar en poco tiempo el país mágico. Cuando por fin lo localizó, atravesó el país y se dijo: ¡Nadie va a tener más poder sobre éste país que yó!

brujo

Y así, decidido, empezó a agitar su varita mágica y todo lo colorido se oscureció, todos los animalitos que corrían por el bosque quedaron encantados y los dragones que felizmente volaban por la vereda, dejaron de echar fuego y perdieron sus alas. El malvado y poderoso brujo, estaba maravillado de todo su poder y cuando se decidía a ir por los castillos, uno de los tantos reyes, tuvo el valor de decirle que aunque los encantara, los árboles ¨vivientes¨ los iban a ayudar, el brujo incrédulo empezó a carcajearse y le dijo al rey que nunca había escuchado una idea tan ¨loca¨. Y nuevamente sin mayor reparo, agitó la varita mágica y encantó a todas las personas de los castillos. El mago se dedicó a dormir todo el tiempo sobre el país mágico encantado. Sin saber que bajo la lluvia los árboles cobraban vida. Y sin sospecharlo siquiera, mientras dormía y después de una larga temporada de sequía, la lluvia empezó a caer del cielo y los árboles tomaron vida, al ver lo que había pasado, los árboles se reunieron y se dedicaron a buscar el lugar donde el brujo malvado dormía.

Y… sin saber que pasó, ayudaron al país mágico a recuperar la vida a la que estaban acostumbrados. Los animales volvieron a correr por el campo, los dragones nuevamente volaban por las veredas y los reyes y reinas volvieron a recuperar la felicidad en sus castillos.

Pero… ¿Qué pasó con el brujo poderoso y malvado? Hasta el día de hoy nadie lo sabe con certeza, algunos dicen que los árboles lo aplastaron y al destruir su varita se deshizo el encanto, otros dicen que los árboles lo tienen enterrado bajo la tierra. Pero, los árboles encantados llegan a susurrar en el viento que entre todos, tomaron la varita mágica y cuando el mago dormía la agitaron tan fuerte, que el mago desapareció en el aire dejando escapar su encantamiento y así lograron romper el hechizo de ese país mágico!

admin

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)