» » La liebre y la tortuga

La liebre y la tortuga

admin 29 de abril del 2013 Cuentos de animales No hay comentarios

Había una zona en el bosque que se encontraba libre de árboles y era el lugar donde los animales se reunían para celebrar todo tipo de competiciones deportivas.  Uno de los deportistas más aclamado era la liebre, que siempre presumía de ser veloz como el viento y que nadie se atrevía a competir con ella.

liebre-tortuga

En ese momento, un conejito gris se rio y le dijo burlándose que conocía a alguien que podía ganarle. La liebre, intrigada por saber a qué se refería le preguntó y el conejito le dijo que la tortuga podía ganarle.

Todo el mundo comenzó a reírse y finalmente, para pasárselo bien, la liebre decidió ir a buscar la tortuga para ofrecerle la posibilidad de competir contra ella. Cuando la encontró, la tortuga no entendía porque le pedía eso ya que ella era muy lenta, y la carrera no tendría emoción.

Fue entonces cuando la liebre empezó a burlarse de ella y le dijo que le avergonzaba competir y que no se atrevía. Finalmente la tortuga aceptó y cuando iba a omenzar la carrera se le acercó una vieja tortuga que le dijo que ella era lenta pero constante, mientras que la liebre era rápida pero inconstante.

Fue entonces cuando todos animaron el comienzo de la carrera pero al poco tiempo empezaron a burlarse de la tortuga. En vista de que no la iba a poder alcanzar, la liebre decidió tumbarse a dormir la siesta.

Cuando se despertó vio que la tortuga le había alcanzado pero decidió darle 1 km de ventaja y ponerse a merendar y a charlar con sus amigos.

Cuando se vino a dar cuenta, la distancia que tenía la tortuga a la liebre era ya tan grande que ya no le daba tiempo a poder alcanzarla, por lo que perdió la carrera.

admin

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)