» » El flautista de Hamelin

El flautista de Hamelin

admin 7 de febrero del 2013 Cuentos clasicos No hay comentarios

En el norte Alemania rodeado de verdes prados y grandes ríos se encontraba una ciudad conocida como Hamelin. Con el paso de los años la ciudad de Hamelin se fue haciendo mas y mas grande pues los negocios de los que ahí habitaban eran prósperos.

Cuento clasico corto El flautista de Hamelin

Hamelin siempre tuvo un pequeño problema con unos huéspedes indeseados, las ratas. En un principio estas eran pocas pues los gatos del pueblo se encargaban de comérselas y así que la población de estas no creciese demasiado… Pero un buen día no se sabe bien el motivo las ratas empezaron a multiplicarse de una manera bestial invadiendo todo el pueblo.

Fue tal la cantidad de ratas que poco a poco empezaron a devorar cualquier cosa que se pudiese comer, empezando por la comida hasta pasar a las casas. Los vecinos preocupados se congregaron frente al ayuntamiento para que este buscase una solución urgente pues ya no quedaba comida para nadie.

El el ayuntamiento reunido barajaron varias posibilidades:

  • ¿Y si reunimos un ejercito de gatos? pregunto uno

Pero ya no quedaban gatos en el pueblo

  •  ¿Y si envenenamos la comida? Sugerio otro

Pero ya no quedaba comida.

Es en ese momento cuando se presento un tipo muy alto vestido de colores llamativos, una gran pluma en su sombrero así como una flauta dorada. Ante la desesperación de los ahí presentes les prometió que les libraría de las ratas a la mañana siguiente por tan solo 1000 florines.

  • Yo he liberado ya muchas ciudades de escarabajos y murciélagos entre otros seres! Exclamo el flautista.
  • De acuerdo, pero no solo eso… si nos libras te daremos no 1000 sino 50.000 florines!

El flautista marcho contento pues ganaría mucho dinero para poder comer, esa noche se fue a dormir para empezar a la mañana siguiente.

A la mañana siguiente el flautista empezó a tocar su flauta por las calles de Hamelin para atraer a todas las ratas, y así sucedió. Con todas las ratas tras el flautista este tuvo la genial idea de ir hacia el rio para que estas se ahogasen ahí.

Al medio día regreso el flautista al ayuntamiento para que le pagasen lo prometido, pero el alcalde le dijo:

  • ¡Si quieres toma 50 florines… nade de 1000 ni 50000 pues es un disparate!!

Ante esto el flautista se fue enfadado y advirtió a su alcalde que se arrepentiría de incumplir su promesa.

A eso en la noche el flautista volvió a tocar la flauta pero ahora no le siguieron las ratas sino los niños, se los llevo a una lejana cueva y de forma milagrosa su entrada se cerro.

El alcalde desde entonces aprendió que no se debe de mentir, pero ya era tarde y los niños no regresaron.

 

admin

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)